Solteras

Agenda Mujeres 2009Ya tengo en mis manos la Agenda 2009 de la librería de mujeres. Reconozco que cada año me gustan más; disfruto más del contenido y cuidadosa elaboración que de las posibilidades de utilizarla como agenda propiamente dicha – hace tiempo que me he pasado a la opción digital y me costaria volver al dietario en papel- .

Este año, me gusta especialmente, porque recupera el significado que para muchas mujeres tiene su opción de vivir solas; que no es lo mismo que renunciar a la pasión, al amor en sus vidas ni a relaciones íntimas satisfactoriamente estables – ¿por qué no iba a ser así? –

Ya en la introducción de la Agenda, contextualizan el homenaje a estas mujeres emancipadas, recordando las palabras de María Moliner: “soltera viene del latín solvere, desatar; v.: soltar, soltarse, soltería, soltura, suelta. Sin riendas, sin ataduras”.
Nada que ver pues con el estereotipo de amargada y solitaria que se ha ido construyendo para minusvalorar a quienes sencillamente decidieron no cumplir con lo que se esparaba de ellas: vivir en pareja y formar una familia … amén!

Cada vez son más las personas -sobre todo mujeres- que se deciden por establecer núcleos de convivencia unipersonales; convivir con un@ mism@ es difícil, hay que aceptarse las contradicciones, las debilidades, reforzarse cuando el ánimo empieza a decaer y sobre todo, prepararse para la incomprensión de esta opción de vida ante la alternativa de poder vivir en pareja. Muchas llegan a esta opción después de haber experimentado otras formas de convivencia y tras procesos de crecimiento y empoderamiento personal. Suele ser una decisión difícil, hasta dolorosa, sobre todo cuando interfiere en la relación con y el bienestar de la persona amada. Es curioso, porque al mismo tiempo que las estadísticas van constatando el aumento de lo que el mercado ya ha clasificado como personas “singles”, aumenta la presión del entorno, incluso en ambientes de libertad, emancipación femenina y comunidad LGTB.

Os invito a descubrir a través de esta agenda a las “mujeres fascinantes y transgresoras que desbordaron los límites impuestos y que incurrieron, como dice María Zambrano de Maruja Mallo, en uno de los atrevimientos más imperdonables: ser libres”.

¡Gracias, Juli!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*