Estrenando el 2009

Con todo lo que nos ha caido encima el año pasado, hubo quien deseó y brindó por entrar directamente por el 2010, como si con ese gesto pudiera saltarse el año 2009 que acabamos de estrenar. Afortunadamente hay quienes mantienen vivo el espíritu contra-corriente-general y que se plantean la iniciativa de experimentarlo sin dejarse atrapar por el pavor de la incertidumbre o el discurso del miedo. Porque por muy agoreros que resulten los pronósticos, es sabido que de toda catarsis emergen alternativas creativas y replanteamientos de modelos de sociedad que abren nuevos caminos a explorar.

Así que nada mejor para empezar el año que impregnarse totalmente de la amplitud del horizonte a la orilla del mar, un alimento vital muy estimulante que facilita la eliminación de la estrechez de miras y la formulación de nuevos retos desde la confianza que da el saber encaminar el viaje hacia ellos.

La subida al Peñón de Ifach ha sido mi apuesta para iniciar el año bien acompañada y disfrutando del viaje.

El Peñon es una masa rocosa que emerge del mar y que está unida a Calpe por un istmo; para subir al punto más alto, que está apenas a 332 metros -vamos que de proeza alpinista, nada de nada- es necesario rodear la roca, ya que por el lado occidental resulta inaccesible; durante la subida sientes la presencia observadora de gaviotas y cormoranes que ni se inmutan de los sofocos que le supone a cada quien el ir sorteando las piedras resbaladizas para llegar arriba.

Las agujetas aún me duran hoy, y también la sensación placentera de haber conseguido llegar y disfrutar de la vista desde lo alto, una impresionante panorámica de las recalificaciones urbanísticas, aderezada por la inmensidad de las posibilidades que abre el mar.

La perspectiva lógica se redimensona y la energía fluye con fuerza, una buena forma de empezar este año en el que será necesario reactivar la exigencia del fin de las barbaridades humanas, politicas, y económicas. Algunas de ellas están más presentes que nunca:

    La masacre que está provocando, en esta última semana, el ejército israelí sobre la población de Gaza, hace necesario un llamamiento mundial para proteger a la población civil. ¡¡Basta ya de misiles y bombardeos!!

El reto está claro: el 2009 como año de las superaciones ¿será que conseguimos remodelar el sistema económico, poner fin a las crisis humanitarias y acabar con la desigualdad de género?

2 comentarios en “Estrenando el 2009

  • el 6 enero, 2009 a las 1:10 pm
    Permalink

    ¡Mucha fuerza, Carmen! Y un año lleno de expectativas buenas que se conviertan en realidades mejores.

    Besos
    rc

    Respuesta
  • el 7 enero, 2009 a las 6:44 am
    Permalink

    Gracias, Roger! mucha energía para tí también y que este año sigan prendiendo ideas creativas y emprendedoras que faciliten seguir disfrutando del viaje
    😉
    Besotes

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*