Otro modelo de sociedad es posible ... invertiendo en igualdad para la sostenibilidad y democratización de la vida. Es tiempo de pasar a la acción sumando energías.

El pasado 13 de agosto, sobre las 7 de la tarde, el viento del nordeste, con picos de 20 nudos, empujaba al único barco velero que atravesaba la bahía de Palma. El Paraty, capitaneado por Luis Robles, finalizaba su semana de navegación por la isla de Mallorca; su tripulación a bordoo: María, Pepa, Maite, María G y yo misma, Lkstro alternaba los momentos de euforia con el desasosiego provocado por el escoramiento del barco. (Ejem, unas más que otras 😉 )

De Escapadas y evasión

La singladura comenzó accidentada y tras resolver ‘el percance’ maloliente que amenazó durante la primera noche con fastidiarnos la aventura, la agilidad y buen hacer del capitán facilitó la resolución de los desaguisados y ‘pelillos a la mar’. La tripulación (esta vez Elvira no pudo venir y su ausencia estuvo muy presente) se puso a la faena decidiendo el itinerario de viaje, que finalmente consistió en explorar la costa sur y sobre todo sudeste de la isla. Rápidamente fuimos recordando el aprendizaje de la navegación por Ibiza: a son de mar, comando ancla, comando génova, nudos marineros, operaciones de atraque y amarre a puerto, jugueteo con las velas: orejas de burro, trasluchar … esta vez magnificado con la estupenda sorpresa de contar con un winche de motor eléctrico para la vela mayor … así da gusto!!!! a partir de ahora será uno de los requisitos a buscar en el próximo barco 🙂
Al igual que nos ocurrió el año pasado, la sensación final es que una semana de navegación da para mucho y al mismo tiempo sabe a tan poco!!! Cuando la convivencia fluye en armonía todo sabe mejor 😉 y hubo ocasión también de reafirmarnos en esa percepción y también de celebrar la generosidad y buen rollo en general de la gente que se echa a la mar. (3 días comimos 5 personas el atún que nos regaló el grupo de navegantes italianxs que encontramos en Port Colom: exquisito!!! )

Tiempo para aprender, para descansar y sobre todo, para sumergirse en el mar 🙂 qué placer más inmenso!!! Me encanta transformarme en pececilla y armada con aletas disfrutar con la maravillosa sensación de la velocidad al nadar para alcanzar la playa 😉

Los fondeos, para comer y para dormir, fueron muy variados y cada uno tenía un encanto especial, desde los puertos a las playas y calas.

Decidimos buscar información actualizada de la previsión del tiempo y de los vientos y así fue como los móviles ganaron en protagonismo por la gran utilidad que aportaron en este viaje que supo rentabilizar magistralmente nuestro querido ‘Capi’ ofreciéndonos fondeos a refugio del viento en cada ocasión: Portals Vells, Es Trenc, Ses Roquetes, Cala Mondragó, Porto Colom, Porto Petros y la maravillosa Cala Magraner fueron lugares disfrutados por las inquietas navegantes. Para otra ocasión queda la promesa de disfrutar de Cala Varques y del resto de la costa de la isla.

Toda navegación ofrece múltiples oportunidades de descubrir nuevas sensaciones. La mayor sorpresa para mí fue experimentar la plácida navegación con el viento de popa y la génova rizada, a toda vela … hay una aparente quietud en el barco mientras continúa la navegación que resulta fantástica!!! y la mayor impresión fue reconocer una vez más cómo se escora el barco con el viento de proa y las velas extendidas … esta vez, sentada en popa, pasé momentos de tensión que se fueron mitigando entre el sonido de la música y el buen saber y hacer de quien manejaba el barco (gracias, Luis!).

Y el aprendizaje más sabio es conseguir identificar cómo conseguir no marearme durante la navegación y poder prescindir de la biodramina (gracias, María, por todos los cuidados y buenos consejos) 😉

La conclusión es evidente: quiero más!!!! ya sea nuevamente por las Baleares o por las islas griegas del Egeo … un maravilloso entorno para disfrutar y seguir aprendiendo. El próximo año, quizás; mientras tanto, me iré imaginando las próximas aventuras marineras 😉

Similar posts
  • Toca reiniciar, ¡con ganas! A veces basta con pequeños detalles, incluso momentos fugaces, para recuperar el sentido y el valor que  lo que realmente importa  … No hay recetas mágicas, cada quien ha de encontrar lo que le hace sentir bien para renovarse porque el precio de no hacerlo es demasiado alto; se trata de alimentar la capacidad crítica [...]
  • Breve recorrido por el Invierno Porte... Casi fue un alivio viajar hacia el invierno de Buenos Aires escapando fugazmente del calorzote que caía por España. Hubo tiempo para muchas cosas y otras se tuvieron que quedar pendientes para la próxima visita. Llegamos a la capital Argentina a tiempo de celebrar la aprobación de la Ley de Matrimonio entre personas del mismo [...]
  • Llegaron las Margaritas!!! Me sumo a la Campus Party que ilustra [...]
  • De vuelta y entrando con energía En el regreso de Mexico me traje conmigo la inmensidad de cariños y atenciones que recibí en el DF, un aprendizaje fantástico sobre diversas perspectivas y una renovación de ejes de trabajo para continuar explorando en mi quehacer profesional. Me ha sorprendido gratamente el cambio que se está impulsando a través del programa de cultura [...]
  • A ‘son de mar’, navegando... – MAYDAY, MAYDAY, MAYDAY – Aquí el Syros Uno, aqui el Syros Uno, aquí el Syros Uno … ¿me reciben? Esta es la llamada que no tuvimos que hacer durante la semana de navegación por el Mediterráneo. El pasado 4 de Julio el grupo de navegantas formado por Mayte, María, Elvira, Pepa, María y Lkstro [...]

! Comentario

  1. male male
    18 Agosto, 2010    

    Como todo a lo que accedes, te impregnas y lo compartes de forma espectacular ….. desconociendo la mayor parte de los términos que utilizas, he conseguido imaginar sin problemas cada una de las situaciones que narras.

    Gracias y bienvenida a tierra :-))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Imprescindible