Otro modelo de sociedad es posible ... invertiendo en igualdad para la sostenibilidad y democratización de la vida. Es tiempo de pasar a la acción sumando energías.

Realidades punzantes

Hay días que hasta el respirar duele. Y es que si no es por una cosa es por otra.
Entre los disgustillos políticos, los económicos y la noria emocional, el hecho es que llevo esta última temporada así, ‘ensartada’ de tanta realidad punzante :-P

Vayamos por partes.

La incompetencia de nuestra clase política europea y la obcecada posición de Angela Merkel me tienen frita, para qué decir otra cosa!. Pretender convencernos de que solo saldremos de esta cataśtrofe económica a través de políticas de austeridad es una irresponsabilidad de tal calibre que deberíamos empezar a considerar esta actuación como un crimen hacia la humanidad y actuar coherentemente para evitar que la catástrofe continúe. El empobrecimiento masivo de la población será el resultado más inmediato; y lo que puede venir después está descrito y documentado por las evidencias históricas, como bien recuerda Vicenç Navarro en este breve artículo sobre el origen del nazismo

Fue precisamente la parálisis económica de los años 1931 y 1932, creada por las políticas de austeridad, la que determinó el triunfo (electoral) del nazismo.

Sobre esto hablaba el otro día con Juli H. y ambas coincidimos en que “Alemania no tiene derecho a imponer criterios de supuesta moralidad a nadie; ni aún cuando pasen mil años habrán conseguido purgar la salvaje y atroz barbarie cometida contra la población judía en particular y contra toda Europa en general”.
Dicho esto, entendereis mi profunda frustración. ¿Cómo puede Europa transitar ese abismo una vez más?

Otro continuum doloroso es el que ha ido ‘in crescendo’ con cada noticia desgranada sobre el nombramiento del nuevo equipo de gobierno. La primera ha ido directa a la frente, con total desfachatez y a pleno pulmón: los mercados financieros han colocado a uno de los suyos como Ministro de Economía, lo mismo han conseguido los ‘señores de la guerra’ en Defensa.

¿Y la igualdad? era de esperar un desplante y la realidad la está superando con creces. La composición del Consejo de ministros (9 hombres y 4 mujeres) incumpliendo la Ley orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres avanza tiempos extremadamente difíciles para las conquistas sociales, los derechos de las mujeres y el avance en igualdad. La cuota masculina ha recuperado con virulencia su poder natural y no se espera que se atengan a razones, ni por equidad social ni por eficiencia económica. El desastre que podría provocar la vuelta a la misoginia más rancia tendrá un coste demasiado elevado para asumir en estos tiempos de crisis. Son muchas las evidencias de que la igualdad es la inversión social necesaria para emprender la senda de la calidad de vida que nos permita orientar la economía hacia otro modelo de desarrollo. ¿Serán estas evidencias suficientes para frenar el ‘como Dios manda’ revisitado?

Similar posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Imprescindible

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>