343 cabrones reclaman ‘ir de putas’

Hay noticias que me provocan querer darme de baja del género humano. La del manifiesto de los 343 cabrones franceses que reclaman su derecho a ‘ir de putas’ es una de ellas. Dicen que lo que ha motivado a este grupo de falocéntricos es el proyecto de ley sobre la prostitución del Gobierno de Hollande, que explícitamente  pretende acabar con las redes de tráfico de mujeres con fines de explotación sexual y prevé multas de entre 1.500 y 3.000 euros a los clientes de la prostitución, como medida disuasoria.

A estos cabrones, sin duda, no les ha gustado la perspectiva de que les hagan pagar más por poseer a sus putas y han lanzado como lema ‘No toques a mi puta’, aunque sería más honesto que hubieran dicho ‘No toques mi bolsillo de putero’.

Y para reclamar la supuesta libertad de los puteros a poseer a ‘su puta’ se les ha ocurrido la idea de parodiar el “manifiesto de las 343″ que escribió Simone de Beauvoir en 1971 para exigir la despenalización del aborto. Cómo si pudieran ser comparables!

«El manifiesto de las 343 pedía disponer de su cuerpo, los 343 cabrones piden disponer del cuerpo de las demás. No merece ningún otro comentario»; son declaraciones de Najat Vallaud-Belkacem ministra de los Derechos de las mujeres de Francia.

En mi opinión, es evidente la misoginia revanchista de esta panda de cabrones, que tienen la supuesta intelectualidad en la punta del pene; distorsionan el concepto de ‘libertad individual’ a su privilegio a la dominación y posesión sexual de una mercancía: ‘su puta’ a la que presuponen que ejerce su propia libertad, que consiste en aceptar el pago de cada putero, como ellos, y en intentar disfrutar de ello.

Le Nouvel Observateur dice de estos 343 cabrones que son un «pupurrí representativo de la decrepitud moral de la modernez intelectual-burlesca de los años ochenta que se convirtió en reaccionaria», de las manifestaciones contra el matrimonio homosexual a la islamofobia rampante.

Cualquiera de estos 343 cabrones son seres absolutamente prescindibles.

Por cierto, que entre los primeros firmantes están Frédéric Beigbeder, Nicolas Bedos, Philippe Caubère, Marc Cohen, Jean-Michel Delacomptée, David Di Nota, Claude Durand, Benoit Duteurtre, Jacques de Guillebon, Basile de Koch, Alain Paucard, Jérôme Leroy, Richard Malka, Gil Mihaely, Ivan Rioufol, Luc Rosenzweig, François Taillandier, Eric Zemmour.

 

Un comentario sobre “343 cabrones reclaman ‘ir de putas’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*