En 2017 y ¡A por la República Feminista!

¡A por la República Feminista!

REPUBLICAFEMINISTA

Hoy, 14 de abril, una vez más, viene muy a cuento recordar el reto que tenemos de avanzar hacia otro modelo de sociedad. Mientras resuenan las voces clamando por la III República, insisto en la necesidad de impregnar de perspectiva feminista el proceso para subvertir el sistema actual.

¿Cómo? Aquí van algunas ideas para incluir en la agenda política emancipadora, desde ya mismo:

Hacer de la erradicación de la violencia machista una cuestión de estado; garantizar el derecho al propio cuerpo y a la libertad sexual; asegurar la sostenibilidad de la vida; eliminar la división sexual del trabajo y la división genérica de la sociedad; establecer el laicismo y la equivalencia humana como principios básicos del marco de convivencia;  apostar por una escuela coeducadora, inclusiva y diversa; asumir el compromiso real por la reorganización social de tiempos de vida, definir el horizonte de la corresponsabilidad en los cuidados personales, en los entornos de convivencia y entornos naturales; valorar y cuidar la diversidad de los ecosistemas siendo conscientes de las relaciones de ecodependencia e interdependencia; reconocer la interseccionalidad de los sistemas de opresión atravesados por las identidades de género (clase, procedencia, diversidad sexual, diversidad funcional, etc.) … sustituir el militarismo por una cultura de la inclusión y convivencia en igualdad.

No será un camino fácil; habrá quien pretenda cuestionar el paradigma feminista. Sin embargo, no hay que tener miedo, quien no sepa ver que el feminismo es un movimiento de emancipación, universalista y basado en la equivalencia humana, se quedará definitivamente en la caverna, como sombra y vestigio de un tiempo al que ya no queremos volver.

Así que sí, ¡A por la República Feminista!

Es el momento de construir sinergias, redes de solidaridad y extender los derechos humanos a todas las personas. Es el momento de restituir, en la nueva sociedad que emerge, los derechos que fueron sustraídos y/o negados a las mujeres, durante estos siglos de opresión de género.  Es el momento de construir otro modelo de organización territorial, de asentar las bases de los estados plurinacionales y de acabar con esa alianza criminal que conforman el patriarcado y el capital. Es el momento de validar la agenda feminista … porque de no hacerlo, ni el cambio de ciclo será tal, ni la democracia participativa será real.

A por la República Feminista!!! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*